Uncategorized

Amistad o algo mas San Gabriel

Entrega silenciosa» [1]. Desde que Dios le dio la misión de cuidar de esa semilla, san Josemaría ya no vivió para otra cosa. San Josemaría recibió un mensaje y lo encarnó. Se convirtió él mismo en el mensaje, y su vida y sus palabras empezaron a interpelar a muchas personas. Ilumina, con la luminaria de tu fe y de tu amor Y enciende todos los caminos de la tierra con el fuego de Cristo que llevas en el corazón» [3]. Este giro impresionó profundamente a su interlocutor: «Se veía que le salía del fondo del alma, de un alma enamorada de Dios.

Los circuitos mentales que yo tenía terminaron entonces de fundirse» [4]. Nos hace pensar en los santos que vemos representados en los altares, en milagros y virtudes heroicas, y nos sugiere que la santidad es para unos pocos elegidos, entre los que no nos podemos incluir. La santidad no consiste en ciertos heroísmos imposibles de imitar, sino que tiene mil formas y puede hacerse realidad en cualquier sitio y profesión.

ORACION PODEROSA AL ARCANGEL SAN GABRIEL PARA URGENTES NECESIDADES

Es la normalidad» [5]. Lo natural, pues, para un cristiano, es querer ser santo. Por eso, desde muy pronto, san Josemaría escribía: «Los santos no han sido seres deformes; casos para que los estudie un médico modernista. Fueron, son normales: de carne, como la tuya. Existen, en efecto, las «partituras»: la vida y la predicación de san Josemaría; la proclamación de la llamada universal a la santidad, por parte del Concilio Vaticano II [7] ; el magisterio reciente de los Papas, que desarrolla esa enseñanza… y, sobre todo, el Evangelio [8].

Al inspirar el Opus Dei, el Señor regaló a su Iglesia un camino, una espiritualidad «diseñada» para encarnarse en todo tipo de paisajes cotidianos, para fusionarse con el trabajo y la vida normal y corriente de personas muy distintas. No olvides que, donde de veras la tierra y el cielo se juntan, es en tu corazón de hijo de Dios» [9]. Las lleva sobre todo a hacerlas de otro modo, estando con Dios en todo lo que hacen, procurando compartir todo con Él.

Uno de los primeros supernumerarios recuerda su sorpresa cuando el Fundador de la Obra le dijo: «Dios te llama por caminos de contemplación».

SÍGUENOS EN:

Para él, que estaba casado y con hijos, y que tenía que luchar por sacar adelante su familia, fue «un verdadero descubrimiento» [11]. Y esta cercanía, esta amistad tan intensa con Él, es la raíz de la que brotan dos rasgos que, aun sin ser exclusivos de la vocación a la Obra, tienen un relieve particular para los cristianos a los que Dios llama por este camino: la llamada a ser apóstoles, a dar a conocer a Cristo, y la misión de transformar y reconciliar el mundo con Dios a través de su trabajo.

Es relativamente sencillo de explicar si tenemos en cuenta que las diversas vocaciones cristianas son determinaciones, modalidades o cauces de la vida y la vocación comunicadas por el bautismo.

Amistad reflexiones y Algo más: El Arcángel San Gabriel

Busca algo de comer y se acerca a una higuera Mt 21, Desde la Cruz ha clamado: sitio! Jn 19,28 , tengo sed. Sed de nosotros, de nuestro amor, de nuestras almas y de todas las almas que debemos llevar hasta Él, por el camino de la Cruz, que es el camino de la inmortalidad y de la gloria del Cielo» [15]. La vocación a la Obra supone un fuerte «contagio» de esa hambre y sed de Dios. Cuando san Josemaría se esforzaba por sacar adelante la primera residencia de la Obra, había quienes le encarecían a no precipitarse.

En un retiro anotaba: «Prisa. No es prisa.

Continúa Leyendo

Le urgía, como a san Pablo, el amor de Cristo Cfr. Ahí donde nacemos, donde trabajamos, donde descansamos, donde compramos, podemos ser fermento, levadura, sal, luz del mundo. Dios no llama a su Obra a superhéroes. Así lo vislumbraba ya san Josemaría en un texto de los primeros años, pensando en quienes podrían recibir la llamada de Dios a la Obra: «no caben: los egoístas, ni los cobardes, ni los indiscretos, ni los pesimistas, ni los tibios, ni los tontos, ni los vagos, ni los tímidos, ni los frívolos.

Caben: los enfermos, predilectos de Dios, y todos los que tengan el corazón grande, aunque hayan sido mayores sus flaquezas» [18]. Y el mensaje de la Obra lleva en su entraña esta convicción: podemos ser santos no a pesar de vivir en el mundo, sino precisamente con ocasión de él, profundamente metidos en él. En la actualidad se realizan recorridos a manera de peregrinación, « Cabalgata Brocheriana ».

En se estrenó la película El cura gaucho , que relata la vida del cura Brochero. En , el folclorista Carlos Di Fulvio grabó la cantata folclórica Canto Brocheriano a la memoria del presbítero José Gabriel Brochero, que luego sería grabada en una nueva versión en y saldría a la venta en forma de disco compacto en En , el Pbro. Mario Oscar Llanos publicó el libro Corazón de Tierra. Latido de Cielo. Testamento pastoral del Cura Brochero Ediciones Didascalia, pp. En octubre de se inauguró un monumento en homenaje a Brochero en la plaza General Paz de esa ciudad. De Wikipedia, la enciclopedia libre.

Para la localidad cordobesa, véase Villa Cura Brochero. Para la película dirigida en por Lucas Demare, véase El cura gaucho película. La gracia de Dios es como la lluvia, que a todos moja. Muchas veces le he oído contar [a Brochero] que la constante preocupación de su juventud fue el sacerdocio [ Un día, dominado por esta preocupación, asistió a un sermón en que se bosquejaron las exigencias y sacrificios de una y otra [ En: Periódico Los Principios, Córdoba, 30 de enero de Haz una gauchada, caramba Bien sabía la marca liberal del gobernante, causante de espanto en toda la clerecía de Córdoba, pero así lograba lo que él deseaba para su pueblo, consiguiendo que hasta el propio mandatario, en , afrontara las incomodidades de un viaje a estas regiones, para que pudiera palpar con sus propias manos las miserias, para que pudiera ver con sus propios ojos lo que era necesario hacer.

Menú de navegación

Efraín U. Y sin embargo es una excepción: practica el Evangelio. Es carpintero.


  1. La amistad en 14 reflexiones de Gabriel García Márquez.
  2. San Gabriel, maravilla natural de Ecuador.
  3. chat de citas gratis Esmeraldas.
  4. Memoria tricentenario gabrielistas by Hermanos de San Gabriel - Issuu!

Es un peón. La cosa es muy sencilla. Es cuestión de honradez y voluntad. En otros términos: es cuestión de haber tomado el apostolado en serio, como lo ha tomado el cura Brochero. Pasaje de un artículo periodístico cordobés de , recopilado por la Lic. Liliana De Denaro. Austero, duro y sufrido, ahí andaba Brochero, con la mula malacara los primeros años y con un caballo también malacara después. Como cuando se tiró con la mula al río desbocadamente crecido para ir a auxiliar espiritualmente a un moribundo. O como esa otra vez en que estaba muy llagado en las nalgas y ante un pedido parecido se hizo atar al recado «para no aflojar» y poder llegar.

O como la vez que salió a buscar al bandido «Gaucho Seco» y se lo trajo con otros forajidos a la Casa de Ejercicios, de donde salieron como mansos corderos.

Lo que hacemos

Lo mismo intentó hacer con el temible Santos Guayama , que asolaba el valle, quien al conocerlo en el monte le prometió ir con trescientos hombres. Pero no pudo ser, porque antes Guayama fue capturado y fusilado. Esa fue una de sus dos grandes frustraciones. La otra fue no conseguir que a la zona se llevara el ferrocarril, por el que bregó toda su vida. Ahora tengo ya los aparejos listos pa'l viaje. Encontramos un deber en casos similares, su intervención en política, por cuanto eso servía a iluminar aquellos serranos y a arrancarlos de la pobreza [ Sus logros espirituales no se pueden medir, pero lo que dejó por añadidura en aquel desierto de piedra resulta increíble.

Cambio de nombre que a él lo hubiera disgustado. Y el también notable Colegio de Niñas, para el que trajo en caballos a quince monjas desde Córdoba, monjas con las que después tuvo algunos conflictos. Y la iglesia de la Villa, y otras iglesias que construyó o restauró, y acueductos, canales y diques, y sesenta y seis caminos vecinales, cuando se arremangaba la sotana y trabajaba con su gente de sol a sol, como en su gran obra del camino de Soto a Villa Dolores o en los comienzos del ahora magnífico de las Altas Cumbres.

En el lugar hay una estatua erigida con un monolito que conmemora el hecho. La Voz del Interior. Consultado el 16 de septiembre de Consultado el 15 de septiembre de Consultado el 6 de noviembre de Don Quijote por las sierras de Córdoba. Semblanza del Cura Gaucho, Pbro. ISBN Consultado el 3 de agosto de Consultado el 16 de octubre de Consultado el 28 de agosto de El Santo Cura Gaucho.

Un pastor con olor a pastor.